Por José Royo.

Corría un viernes de diciembre del año 1999 cuando un amigo me invitó junto a mi novia a comer en su casa con su mujer e hijos. “Antes tengo clase de golf. ¿Por qué no os venís y de allí salimos todos juntos para mi casa?” La idea no me disgustó porque he sido y soy un amante de todos los deportes. He practicado varios federado y el tenis como profesional. Así que allí estábamos todos en El Cortijo Club de Campo de Gran Canaria, viendo a mi amigo con su profesor dando la clase. Al terminar se viró hacia mi y me invitó a tirar las 5 bolas que le habían sobrado. Me prestó su hierro 7 y a la tercera bola logré que saliera volando unos 80 metros. A partir de ahí me enganché y el golf pasó a formar parte de mi vida. 

El profesor me preguntó si había jugado antes y al decirle que era la primera vez que cogía un palo me dijo que se me podría dar bien. Tal fue mi emoción que el lunes siguiente mi novia me regaló un guante y un hierro 7 Boomerang comprados en El Corte Inglés y el teléfono del profesor para dar un par de clases. 

A medida que pasaban las semanas incrementaba el número de horas de clase y la primera semana de marzo hice las rondas estipuladas cumpliendo una media de 24 golpes, que fue el handicap inicial que me dio la Real Federación Española de Golf. Casi todos días iba al Cortijo a jugar o entrenar, compartiendo muchas tardes El campo de prácticas con Miguel, Emma y Rafa Cabrera-Bello. En marzo de 2002 era hcp 16 y en marzo de 2003 ya era hcp 9, entrenando casi lo mismo que cuando jugaba al tenis.

Los valores que proporciona el golf no son comparables con otros deportes, haciendo que sea amado por quienes lo practican. Es un deporte que requiere muchísima precisión, dedicación y estabilidad mental, puesto que llegar a tener un buen swing puede ser arruinado por una mala o débil cabeza.

A partir de ahora en este blog os iré contando anécdotas, vivencias, curiosidades y aspectos del golf desconocidos para la mayoría de jugadores. ¡Espero que os guste! 😉

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí