Antes que nada, darles la bienvenida a éste mi blog, que como pueden ver se llama “el golf y la teoría de Rubén”, y ustedes dirán, ¡pues vaya nombre para un blog! Bueno, lo explicaré.

Sí, efectivamente, yo soy Rubén y voy a hablarles de golf, pero no como se hace habitualmente. Si ustedes esperan leer algún artículo técnico sobre cómo salir de bunker, cómo conseguir un swing de ensueño o cómo evitar el dichoso SLICE (conocido comúnmente en Canarias como “el eslay de los coj…”), siento comunicarles que éste no es su sitio. 

¿Y entonces? Como diría Jack el destripador, vayamos por partes. Lo que yo pretendo contarles, no va sobre la técnica del golf, sobre los resultados de los grandes torneos, ni ese tipo de cuestiones, que para eso ya está la gente seria, sino que lo que trataré es de hablarles del golf desde un punto de vista más jocoso, teniendo en cuenta la visión del jugador amateur, incluso diría más, del jugador amateur que tiene como principal objetivo divertirse jugando y a la vez disfrutar de todo el entorno de este apasionante mundillo y no sólo del juego propiamente dicho.

Así que, yo, que soy lo que muy benévolamente se conoce como jugador de hándicap alto (agradezco el eufemismo, ya que podrían llamarme paquete directamente), les hablaré de lo que domino, que no es la técnica, sino más bien el hoyo 19 y sus alrededores.

El motivo de este atrevimiento es que el mundo de la información relativo al golf se centra a menudo en la parte más técnica y competitiva del deporte, como si todos fuésemos profesionales, cuando en realidad, el 99% de los jugadores del mundo nunca pisarán Augusta ni como espectadores (aunque algunos hablen como si hubieran ganado el Máster tres veces, ji,ji,ji). Por tanto, espero, a mi manera, saber transmitir esa parte lúdica y amateur del maravilloso deporte del golf, intentando, que tanto los adeptos a este mundillo como los que se acercan con curiosidad, puedan pasar un rato agradable leyendo mis teorías que, normalmente, llevan un poquito de ironía y de buen humor.

Bueno, toca despedirse. Estén atentos al próximo post, que les prometo, escribiré con mucho cariño y mucho swing.

P.D.: suerte con el eslay…

Rubén García

2 COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí