Por Chicho Morales

Hace muy poco Jordan Spieth, se quedó sin un hoyo en uno, por culpa del separador que pusieron en la bandera, para evitar que los jugadores metan la mano en el hoyo. Una medida anti covid.  Resultado final, la bola entró y salió.

La semana pasada en un partido entre amigos, un compañero de juego pateó a un metro y medio de bandera y la bola entró por el centro del hoyo, ésta rebotó contra el artefacto que rodea el mástil expulsándola fuera. Como resultado final perdida del hoyo y del  partido.

  • ¿Qué ha pasado? – -¿La bola entró?- -¡No puede ser! – ¿hemos perdido el partido? –  -¡No, porque la bola entró ¡-  Menudo dilema esa tarde.

Lo primero que me vino a la cabeza fueron las grandes disputas entre McEnroe y Borg.  ¡La bola entró ¡. Pero esta vez no era tenis, sino golf.

 

Y yo me pregunto, ¿que podría suceder en el próximo Master de Augusta, o en el Open de España? ¿Tomarán medidas al respecto la PGA o el European Tour? ¿Pondrán los mismos artefactos en las banderas o los separadores  para todos por  igual?

Todos los clubes pusieron sus propios artilugios, algunos en la misma bandera que con el putter sube una perilla y sale la bola, siendo un modelo parecido al utilizado al golf adaptado. O poniendo un separador en el mismo hoyo para evitar que la bola caiga hasta el fondo.  Y habrían puesto alguna regla local para evitar discrepancias.

Lógicamente habrá casos donde será difícil demostrar si la bola entró y algunos aprovecharan la picaresca. La decisión será salomónica y lógica, y  es que la bola tendrá que terminar dentro del hoyo sea como sea, porque si no estará todavía en juego.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí