Por José Royo.

Por lo menos dejan la basura cerca de la papelera.

Era de esperar. Por desgracia en los campos de golf se han visto reflejados los mismos comportamientos insolidarios y temerarios que se pueden ver por cualquier calle de nuestras islas. 

Hemos solicitado a empleados y usuarios de los campos de Canarias que actualmente están abiertos, que nos dijeran qué comportamientos, actitudes o fallos de protocolo han visto en los campos que trabajan o han jugado. Las contestaciones han sido demoledoras: en absolutamente todos los campos de Canarias de han producido en mayor o menor gravedad, pero en todos han tenido incidencias.

La más recurrente es la de no respetar la distancia de seguridad de 2 metros, seguida de la utilización de los buggies por dos personas no familiares o no residentes en el mismo núcleo familiar, ausencia de máquinas para dispensar gel hidroalcoholico o la ausencia de este, aglomeración de usuarios en las cafeterías/kioscos/terrazas sin respetar la distancia de seguridad, fallos en los usos de las mascarillas por parte de los empleados y/o usuarios del campo, no respetar la entrada y salidas únicas al campo, contacto personal entre usuarios con besos y abrazos incluidos y por último ausencia de civismo al dejar la basura y residuos generados durante La Ronda de golf en cualquier lugar del campo, no solo en las proximidades de las papeleras que estaban inutilizadas para su uso.

Esperemos que se le haya caído a alguien porque la papelera está muy cerca.

Al ver este tipo de comportamientos no deberemos de extrañarnos si, en un futuro no muy lejano, el repunte de la pandemia hace que la actividad golfística se deba paraliza de nuevo. Una pena pero como dije al principio, no es más que el reflejo de lo que pasa en la sociedad en general. Esperemos que los jugadores y usuarios de los campos de golf se conciencien y pasen a respetar los protocolos con más pulcritud. 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí