Tras otra noche de placido sueño hoy tocaba madrugar puesto que a las 8:45 estaba previsto el traslado al campo en el transfer y antes teníamos que coger fuerzas en el desayuno buffet, que estaba abierto desde las 7:45 o podías optar por un Continental servido en la terraza de la piscina. Como siempre toma de temperatura, gel hidroalcohólico y mismo protocolo que el día anterior. Intercambio de sonrisas cómplices entre jugadores y acompañantes puesto que el día se presentaba muy completo para ambos, como podréis leer un poco más abajo.
A la llegada al campo los jugadores pasaron por la zona de recogida de tarjetas donde Víctor Sauca de Mis Torneos de Golf (organizador del torneo) recordaba a los participantes seguir a rajatabla el protocolo de seguridad marcado tanto en el campo de golf como en el hotel.
En los buggies y carritos eléctricos ya se encontraban las bolsas cargadas, lo que es comodísimo para el jugador ahorra muchísimo tiempo a la organización.
 
A las 9:30 se dió la salida a tiro bajo la modalidad stableford por parejas que en número de 32 iniciaron la competición a la hora prevista, en un día soleado y caluroso que hizo que el primer mejor momento del día fuera el refrigerio del “Hoyo 9 y medio”. Allí se pudo saborear empanadas gallegas, jamón serrano ibérico, brochetas de fruta, plátanos, sin olvidarnos de los tradicionales callos con garbanzos que tan populares son en todos los torneos que organiza Mis Torneos de Golf.
 
Una vez repuestas las fuerzas tocaba terminar los últimos 10 hoyos del día. Sí sí, habéis leído bien, 10. Los 9 en el campo y un espectacular Hoyo 19 con una degustación de arroces y ron que hizo olvidar a todos el calor sufrido en el campo. Difícil poder escoger qué arroz estaba mejor entre el arroz con carne y arroz con pescado. Yo por sabor le pongo un 8,5 al de carne y un 9 al de pescado. 



Luego vino la degustación de ron para mayores de 18 años. Para esta ocasión escogieron Ron Abuelo Añejo de 7 años. La opinión de todos los que lo probaron fue que estaba muy bueno, haciendo que la comida tuviese un magnífico colofón. 
 

Botella térmica reutilizable. Ideal para jugar al golf en días muy calurosos.

La atmósfera que rodeaba todas las actividades  seguía siendo como el primer día, cordialidad buen rollo y la sensación de que estábamos viviendo algo difícil de superar. De nuevo los buggies repartiendo agua durante toda la mañana hicieron que los jugadores no se deshidrataran. Señalar que una botella de 1/2 litro dentro de la bolsa de golf tarda en calentarse 45 minutos, por lo que cada jugador no puede llevar más de 2 botellas porque se quedarían imbebibles, salvo que llevase el agua en una de esas botellas térmicas reutilizables. Por cierto, hemos probado las de la marca Kolly Kolla de 750ml como la de la foto durante estos días y aguantan el agua fría durante más de 18 horas sin problema con la botella a pleno sol y bebidas calientes durante más de 12.
La clasificación de la prueba por parejas que se disputó bajo la modalidad fourball stableford, la encabezó la formada por Juan Ramón Carrillo Navarro y Tania Mercedes Juan Still, del Real Club de Golf de Tenerife con 45 puntos. Le siguió la formada por José Luis Pérez Baño y Jason Pérez O Pray de Lanzarote con 44 puntos. En tercer puesto quedó la formada por Guillermo Tevar Sanz y Gracia Gómez González del Real Club de Golf de Tenerife.
 
A las 17:00h., y con pocas ganas de irse del campo, llegó nuestro transfer para llevarnos de nuevo al hotel, donde tocaba disfrutar de nuevo del Palacio del Agua, piscina del hotel o simplemente de las habitaciones para coger fuerzas para la noche. 
 
Y si os estáis preguntando que hicieron los acompañantes no jugadores la respuesta es que tuvieron toda la mañana de lo más atareada. Unos optaron por el Circuito Celta que duró desde las 09:30 hasta las 13:30. Otros escogieron la Ruta Histórica de Senderismo por el Balneario que empezó a la misma hora. A las 10:30 los que quisieron tuvieron la clase de Aquagym en la piscina del hotel. Y a las 15:00 el transfer los trasladó hasta el campo para disfrutar de los arroces y los rones. Como podéis apreciar, no se lo pasaron nada mal.
 
A las 21:00 de nuevo bajo el protocolo de seguridad nos esperaba la Cena Romería Gallega, esperada por todos y donde pudimos saborear productos de la tierra exquisitos tales como ostras, zamburiñas, empanada gallega, jamón serrano ibérico, quesos típicos de la zona, navajas, pulpo a feira, postres típicos, … y muchas cosas más. Os dejo unas fotos para que os hagáis una idea. 😉
De beber barra libre de bebidas con unos vinos también gallegos que decían los entendidos que estaban que quitaban el sentido. Ni que decir tiene que estaba todo para chuparse los dedos y así lo hicimos, que  era el tercer día de estancia en Galicia y ya estábamos como en familia. 😄 Todo amenizado por un grupo de gaiteiros que le dio aún más colorido popular gallego si cabe y en los jardines del hotel engalanados para la ocasión. 
Uno de los aciertos de la organización fue que los productos estaban en diferentes stands separados unos de otros distribuidos por todo el jardín, lo que hacía que no se formaran aglomeraciones y la espera por obtener los platos con comida fuera mínima, puesto que la gente iba a donde menos cola había. 
Un dato a tener en cuenta es que los responsables de la organización encabezada por Víctor Sauca (Mis Torneos de Golf) y del hotel (Salvador Pérez Pintos, Director Comercial y Lorena Rey, Directora de Eventos), en todo momento están pendientes de que todo salga perfecto y que los imprevistos que surjan (qué doy fe que surgen), se solucionen lo más rápido y de la mejor forma posible siempre en beneficio del cliente. Esto en los tiempos que corren es de agradecer. En una palabra y con mayúsculas, PROFESIONALIDAD.
Con todo el pescado vendido y con muchísimas ganas de que llegue mañana para disputar la prueba individual y por la noche la cena de gala de entrega de trofeos, nos vamos a la cama a descansar, que el día ha sido duro.
Mañana más y mejor. 😉

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí