Foto de familia de la edición del 2019
Empiezo escribiendo este artículo sabiendo seguro al 100% que voy a fracasar en mi intención de transmitir a los lectores lo que se vive en Mondariz durante la celebración de este torneo. Es absolutamente imposible que a través de mis vídeos, fotos y textos la gente se haga una idea real de lo que sucede allí. Siempre será mucho mejor a lo que se refleja aquí. De ahí que la mejor publicidad para este evento sean los comentarios de los que lo han jugado. Absolutamente todos han quedado encantados con él.
 
Lo mejor que le puede pasar a cualquier evento es que una vez finalizado sus asistentes ya estén pensando en el del año que viene. Justo esto es lo que ha sucedido este año con el segundo torneo día de Canarias, que en cuanto salíamos del hotel en dirección al aeropuerto la gente ya hacía planes para la edición del año que viene que se jugará los días 28, 29, 30 y 31 de mayo de 2021, de viernes a lunes.
 
Todos los hoyos del campo lucían la bandera canaria.
Es muy complicado hacer un resumen de todo lo que hemos vivido desde el miércoles hasta el domingo. Al ser tantas actividades condensadas en pocos días es imposible que no se te quede algo atrás que contar. La prueba más palpable de que el programa de actividades está muy bien planificado es que no tenías tiempo para aburrirte en ningún momento.
 
Solamente un par de horas por la tarde estaban libres y, en contra de lo que se pudiera pensar, nunca se hizo pesado ni tedioso. Era un guion perfectamente escrito en el que se piensa muchísimo en el jugador y el acompañante. Se intenta que tenga todas las horas del día ocupadas pero que no se canse de las actividades a realizar.
 
LA COMPETICIÓN 
 
Hoyo 18 a la izquierda y 9 a la derecha.
En cuanto al formato competitivo lo forman tres competiciones que son complementarias y que están muy bien ordenadas. Antes de nada he de decir que ganar no es la finalidad del torneo, es una consecuencia. La organización ha planteado este torneo más desde el punto de vista social que competitivo. Por supuesto que desde el principio te puedes plantear ser competitivo a tope, pero para disfrutar plenamente de él es conveniente ponerse en modo “no me importa hacer muchas pero intentaré hacer las menos posibles”.
 
El primer día para entrar en calor la prueba por equipos Scramble. Formato ideal para conocer el campo los que no lo conozcan y para liberar depresión a los jugadores puesto que el resultado final solamente es válido para proclamar al campeón de la prueba por equipos sin influir en la clasificación individual. Es la primera toma de contacto y ya desde el principio ves que hay un trabajo previo por parte de la organización y el club para que todo salga a pedir de boca. El handicap de juego del equipo será siempre el más bajo del de los jugadores que lo forman. 
 
El segundo día subimos un poco el nivel y nos encontramos con el torneo por parejas fourball. Esta prueba sí que va a tener importancia al final puesto que la suma de sus resultados con el del torneo individual del día siguiente proclamarán a los campeones de la prueba. Aquí ya hay que tomárselo un poco más en serio, sobre todo si tu objetivo es ganar o quedar bien clasificado. Los que necesiten reponer material (cualquier cosa que necesite un golfista), lo puede encontrar en un magnífico outlet que organiza Bigoulet desde el inicio del torneo con unos precios muy competitivos.
 
 
Y el tercer día llega lo mejor. Torneo individual stableford en el que se pone toda la carne en el asador. Ahora sí que hay presión puesto que te estás jugando tu posición final en el torneo. Si has quedado muy atrás en el por parejas es imposible que, incluso haciendo una vuelta estratosférica, subas muchas posiciones. 
 
Como complemento tenemos el concurso de aproache desde la terraza de la casa club hasta el green del hoyo 3 que te da la nota divertida en cuanto a golf se refiere. Dos oportunidades para una distancia de poco más de 100 metros pero con un importante desnivel. Las risas están aseguradas.
 
LA ORGANIZACIÓN 
 
Si tuviera que describir la organización del evento en pocas palabras diría que es una máquina muy bien engrasada. Hay un trabajo previo muy importante y un rodaje de muchos torneos a la espalda que se suma al buen trabajo del campo y el hotel.
 
La suma de organización, hotel y campo es lo que le da valor al torneo. El uno sin los otros quedaría cojo, es un taburete de tres patas que sin una de ellas se caería. Mis Torneos De Golf elabora un plan de jugador y de acompañante tan completos que es imposible aburrirse. Todo está estudiado y cuidado al milímetro. Desde un principio el jugador y el acompañante son lo importante del evento y todo gira alrededor de ellos. Ahí radica la clave del éxito del torneo. Todo se adapta al cliente y no es el cliente el que se adapta a las actividades. 
 
EL HOTEL
 
Balneario de Mondariz es un hotel perfecto para alojar torneos de este tipo. Reúne una serie de características que cubren todas las necesidades como podremos comprobar a continuación. 
 
Embraer 195 E2, avión de Binter Canarias utilizado para la ruta Canarias – Vigo.
Lo primero es que está muy bien comunicado con el aeropuerto de Vigo puesto que se encuentra a menos de 25 minutos en autobús. Muchas veces empezar con un traslado largo hace que empieces a acumular cansancio innecesario. Si sumamos que Binter Canarias tiene vuelo directo de dos horas y cinco minutos de duración hace que ponerse en el hotel desde Canarias lleve menos de cuatro horas.
 
Habitación doble standard.
En segundo lugar las habitaciones son muy cómodas y espaciosas. Esto hace que el descanso del jugador y acompañante después de un día de actividades esté asegurado. Es de los pocos hoteles en los que me he alojado en el que funciona perfectamente el aire acondicionado y la nevera de la habitación, las camas son muy cómodas, el armario es grande para guardar toda la ropa y maletas, la tele es adecuada al tamaño de la habitación y el baño está completamente equipado.
 
Piscina ajardinada del hotel.
En tercer lugar las instalaciones. Está completamente reformado y se ve que está cuidado al detalle. Todas las dependencias del hotel son muy funcionales y están adaptadas para cualquier tipo de persona. Su Palacio del Agua está a otro nivel. Amplio, completo y cómodo de usar que seguro que relajará todos los músculos de tu cuerpo. Su piscina ajardinada es una maravilla con un bar terraza ideal para comer directamente allí sin tener que abandonarla. En la planta baja del edificio principal se encuentran las cabinas de masaje y estética, además de una pequeña representación de artículos de belleza que se pueden adquirir directamente allí. Cuenta también con un pequeño gimnasio muy bien equipado en el que se pueden hacer cualquier tipo de ejercicios y seguir manteniéndonos en forma. Por tener tiene hasta capilla. Pequeña pero muy bonita.
 
En cuarto lugar el staff. Absolutamente todo el personal del hotel es muy profesional y trata al cliente con un respeto y una educación admirables. Siempre están solícitos para resolver cualquier problema que se nos presente. Desde el director a la última camarera de piso. Hay que destacar que los protocolos anti Covid19 fueron escrupulosamente seguidos en todo momento por parte de todo el personal, haciendo nuestra estancia más segura.
 
Río Tea.
En quinto lugar el entorno. A 250 metros de la recepción del hotel se encuentra el acceso al Río Tea. Parece un bosque encantado con puentes romanos, senderos para correr o pasear todo envuelto en vegetación que lo convierten en definitiva en el lugar ideal para evadirse del ruido y el cemento. Os aseguro que correr por sus caminos ha sido de las cosas más placenteras del viaje por la paz y tranquilidad que aportaba. Como siempre las fotos y vídeos no hacen justicia. 

Y en sexto lugar la comida. Jueves comida barbacoa antes de iniciar el scramble por equipos. Cena cocktail en la terraza de la piscina. Viernes comida a base de paellas en el restaurante de la casa club del campo. Cena Romería Gallega con productos típicos de la zona de altísima calidad. Sábado comida sardinada en el restaurante de la casa club del campo. Cena de Gala y entrega de trofeos que ponen el broche final al evento.

Os dejamos un vídeo para que os hagáis una idea del hotel y su entorno.


En definitiva, que he asistido sin lugar a dudas al mejor torneo que se celebra en España sin duda de los que suman competición, diversión y actividades complementarias. Animo a los que no han ido a que pregunten a los que sí lo han hecho. Esa es su mejor publicidad.
¡Nos vemos el año que viene! 😉
 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí