Hemos estado con José Juan Boissier Domínguez que desde hace tan sólo cuatro años cumplió un sueño, ser jugador profesional.

Antes como jugador amateur, había ganado todos los trofeos sociales en el RCGLPA, su club desde muy pequeño.

Durante nuestra entrevista nos ha contado muchas cosas interesantes y aquí les dejamos la primera parte

Par4 Media.  Toda una vida en Bandama. ¿A qué edad empezaste con este deporte?

José Juan Boissier. –  Mi padre dice siempre que yo nací con un palo en la mano. Empecé muy pequeño. Nosotros somo cuatro hermanos y cada uno de ellos se dedicó a los deportes que practicaba mi padre en ese momento, y que era el tenis y vela. Y yo el pequeño me dediqué al golf, ya que fue el último deporte que practicó mi padre y que hoy en día sigue practicando con 93 años. La otra razón, es que vivíamos en Bandama al lado del campo de golf. Se puede decir que llevo practicando el golf prácticamente desde que nací.

Y fue con cinco o seis años cuando comencé. En aquella época, los niños a esa edad no empezaban, tal vez más tarde.

P4M.- ¿Quién fue tu primer profesor?

JJB. – De pequeño me llevó Chicho Peñate y también pasé por Felipe Santana, Sebastián Sánchez (Chano), .- es curioso, pero nunca tuve clases con Emilio Perera.-  Chicho fue mi profesor porque en esa época no sólo era profesional, sino también era el caddie de mi padre y me cogía a mí y me daba clases.

P4M.- Has comentado en alguna ocasión que, cerca de tu casa había una puerta que comunicaba con el club?

JJB. – Pues sí. Era una de las grandes ventajas de vivir aquí.  Pues salía de la casa, cruzaba la carretera, que eran 5 metros y enfrente una puerta y justamente ahí está el tee de salida del hoyo 12. Entonces, en vacaciones no hacía falta que fuera hacia el hoyo 1, hacia la casa club. Mi hoyo 1 era el 12 y mi hoyo 18 era el 11.  Como una salida a tiro.

Terminaba de jugar y mi casa al lado.

Siempre iba caminando, en aquella época no había buggy.  Y el ir al hoyo 1 era un paseo largo.

P4M.- ¿Qué cambios has visto en todos estos años en el club? En estos 46 años.

JJB. – El mayor cambio fue cuando le plantaron la hierba. Es increíble cómo ha cambiado todo, pero yo llegué a jugar este campo cuando era de tierra, me explico, los tee de salida y los greenes tenía hierba, las calles no. Aunque en invierno crecía hierba. Yo era muy pequeño, pero me gocé plantar las calles y recuerdo que, en esa época, mi padre era capitán de campo y se dedicó a ello.

Plantó el campo y recuerdo que los dos primeros hoyos fueron el 12 y 13, y después el 6 y 5 hasta poco a poco cubrir todos los hoyos.

Recuerdo que el jardinero que era del club y su hijo que era de mí misma edad, ayudábamos a cargar las tuberías para regar el campo que se regaba a partir de las seis de la tarde. Estas tuberías iban por fuera, no como ahora que están bajo tierra. Yo tenía diez años, creo.

Foto de principio de los años 80 donde se aprecia como era el green del hoyo 15, en elevación

P4M.- ¿Qué más cambios recuerdas?

JJB. –  Bueno, la replantación del campo fue en los 80, se cambiaron los greenes y no se mantuvo el diseño original. Y después, por último, como cambio grande, fue cuando se comenzaron a jugar los Challenge, los Campeonatos de España, que venía jugadores de península, pero a finales de los 80 y principios de los 90 se empezó a jugar el Challenge durante varios años seguidos, y una de las cosas que dijo el European Tour, es que el campo era muy corto y había que buscar la manera de alargar el campo y se modificaron dos hoyos. El hoyo 6 y el hoyo 12 respetivamente.

El hoyo 6, donde está hoy la caseta de los baños, justamente debajo estaba el green, que antes hay un bunker grande a la derecha. Y se agrandó en alto y hacia la izquierda que es donde está actualmente. Y en 12, actualmente se mantiene el antiguo green abajo. Y arriba que había en elevación unos pinos y picón, se puso el nuevo green, que sigue en la actualidad.

También el tee del hoyo 3 estaba más alto y se bajó y se puso más atrás. El hoyo 7 se alargó la salida retrasándola mucho más. Es verdad que cuando se pusieron los greenes nuevos, se arreglaron los pares 3 del 8 y del 15 que estaban en alto, se rebajaron. Por explicarte un poco más, en el hoyo 15 había un bunker muy profundo, para que te hagas una idea, tenía un estilo del que hay hoy en día está entre los hoyos 9 y 18.

Hemos hablado del campo, pero vamos a hablar ahora un poco más de ti.

P4M.- ¿Recuerdas cual fue tu primer torneo como amateur?

JJB. – De infantiles gané algunos, pero no recuerdo cual fue el primero. De hecho, ganamos uno junto con Carlos Sunneson Fátima Gómez y M.ª Victoria Rivero, fue un Campeonato de España por equipos, el Memorial Manuel Montero que se juega en Torrequebrada.

Como Junior, fue la Copa Palmer, la copa Social más importante del RCGLPA, que se la gané a Gunnar Sunneson y a Lian Jackson. Creo que tenía quince años y fue el primer torneo importante que gané.

José Juan Boissier con unos de sus primeros trofes en el RCGLPA

P4M.- ¿Tenemos entendido José que has ganado todos los torneos sociales del club decano?

JJB. – Las históricas todas, lo que sí es verdad, es que la Copa Blandy, modalidad Match Play, fue la que más me costó ganar y fue ya pasado mis cuarenta años.  Y la terminé ganando tres veces y muy seguidas, 2009, 2010 y 2011. Jugué seis finales, la primera la perdí contra José Manuel Carretero, la segunda contra Borja Henríquez que iba ganando 4Up en los primeros 18 y me levantó el partido. Luego la primera que gane contra Dani Suárez. La segunda a Ernesto Monzón, luego perdí contra Oscar Sánchez y la última que gané fue contra Pablo Montesdeoca.

De todas las Copas Sociales, la que más me hizo ilusión ganar fue Copa Blandy, que veía que se me escapaba. Y tenía con ella un tema sentimental, ya que esta copa tiene su historia.

José Juan Boissier con su útlima Copa Blandy. 2012

Cuando la donó Mr. Blandy, dijo que el que la ganara tres veces consecutiva o cinco alternas, se quedaba con la copa en propiedad. Y mi abuelo que la ganó no recuerdo si tres seguidas o cinco alternas, se la quedó en propiedad.

Pero mi abuelo, siendo buen deportista amante de este deporte y estando en su casa con su trofeo, cogió la copa, una botella de champagne y el coche y se  presentó en la casa del matrimonio Blandy para comunicarle que ese trofeo tenía que jugarse de por vida en el club y con el mismo nombre, la Copa Blandy. Así que descorcharon la botella y brindaron.

Mi padre también la ganó seis años y me daba rabia que no la ganara, hasta que llegó el día y la gané luego dos años más. Debo añadir que muchas semifinales perdían contra Gunnar Sunneson, padre de Carlos Sunneson.

P4M.- Volviendo al pasado, has nombrado a tu abuelo y a tu padre. Cuando hablamos de apellidos como Boissier y Domínguez, hablamos de golf en Canarias y en la isla de  Gran Canaria.

¿Qué recuerdos tienes de tu abuelo, el Gran Pancho?

JJB. -, Yo no pude disfrutar de mi abuelo, tanto como mis primos. Yo era joven cuando el falleció con 80 años.

En Navidades, mi abuelo organizaba una partida y era cada 25 de diciembre con sus hijos y solamente un nieto podía jugar. Y me acuerdo de que un día me llama y me dice que puedo jugar y todavía me acuerdo de ese día que por los nervios que tenía no le daba a la pelota.

JuanDominguez Guedes, en el centro de la imágen. Compartiendo una partida entre amigos

 Era un honor jugar con mi abuelo.

Con respecto a mi padre, pues ya sabes que siempre ha estado muy vinculado al club, como capitán de campo, presidente del comité de competición y lleva también la hemeroteca. Y tanto mi padre como mi abuelo le han dedicado muchas horas de trabajo a este club, que fueron infinitas.

Ten en cuenta que mi abuelo se encargó de buscar los terrenos para construir el campo. El dirigió la obra y se trajo a Mackenzie Ross, amigo suyo y diseñador de campo.

Mi abuelo dirigió la obra y casualmente también dirigió la obra del campo de Maspalomas, Maspalomas Golf.

Otro detalle que debo añadir es que mi padre todos los domingos cuando regresábamos a la casa de Las Palmas, pasaba por El Diario de Las Palmas y por el Eco de Canarias para dejar las notas de prensa, en un sobre, de los torneos que se habían jugado en Bandama durante el fin de semana.

Hoy en día sigue recortando todas las notas de prensa y guardándolas en la Hemeroteca del club.

P4M.- Volvemos a centrarnos en ti. ¿Por qué llegaste tarde a ser profesional?

JJB. – A mí me educaron para amar el golf no solo como deporte, sino también como hobbies. Y era un pasatiempo y una forma sociabilizarse con otras personas.  Yo no fui educado para competir. De hecho, no fui un gran jugador y fui poco a campeonatos nacionales.

Con el tiempo uno va creciendo y te vas haciendo más competitivo y a una edad más avanzada.

Yo fui hándicap 12 con 16 años y hoy en día hay chavales que con esa edad ya son scratch.

Una vez que yo empecé a jugar más, a entrenar más y a competir, bajé a hándicap 3 en un año. Me hice más competitivo y empecé a viajar a campeonatos de España.

En mi club era un buen jugador, porque jugaba en mi campo que conozco. Cuando salía me costaba porque no tenía esa adaptación, no como Carlos Quevedo o Carlos Sunneson que si estaban más acostumbrados más que yo a jugar fuera.

Ellos iban a todos los campeonatos de España y estaban más adaptados.

De hecho, no había una federación que nos llevara a campeonatos, porque no había jugadores suficientes.

Canarias era considerada como “resto de España”. Un año éramos uno de aquí y cinco de Tenerife y otros años todos de aquí uno de Tenerife. Era otra época. 

Llegué incluso a ser Capitán del equipo de Canarias tres veces.

A medida que iba siendo más competitivo me volvía más temperamental y aunque actualmente está más controlado, de vez en cuando me sale el rejo, (risas) Al final es parte de la competición y ya es parte de mí.

Desde joven tenía mi genio y cuando las cosas no salían bien me enfadaba mucho. Con el tiempo eso se ha ido corrigiendo.

Hay muchas anécdotas sobre esto y entre ellas, hay una. En la salida del hoyo 5 de Bandama, después de una salida no muy buena, fui a poner el palo en la bolsa desde el tee, y se quedó enganchado un árbol, (risas).

En la segunda parte hablaremos de José Juan Boissier como Pro.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí