Buenavista Golf, Isla Baja, Tenerife.
En el Norte de la isla de Tenerife, en la zona llamada Isla Baja, se encuentra un resort formado por el campo de Buenavista Golf y el Hotel Meliá Hacienda del Conde que pasa hoy en día por ser uno de los mejores de Canarias y Europa. Combinan perfectamente deporte y descanso. ¿Quieren saber un poco más? En este artículo intentaremos acercarles un poco a él para que comprueben la calidad de sus instalaciones. 

Buenavista Golf, El Campo.
 

 
 
El campo visto desde el mar.
“Buenavista Golf, 6 pares tres, 6 pares cuatro y 6 pares cinco, diseño de Seve Ballesteros”. Esta es la frase más repetida cuando se habla de este campo. Pero Buenavista Golf es mucho más que eso.
 
Está situado en una parte de la isla de llamada Isla Baja, a unos 42 km del Puerto De la Cruz y a 76 de Santa Cruz de Tenerife.  Es un campo muy competitivo, muy divertido, truquero y enclavado en un entorno natural impresionantemente bello entre Punta Negra y Punta de las Viñas.
 
El viento predominante del Nordeste casi permanente es una de las características principales del campo. Para hacer buen resultado en él es indispensable jugar con cabeza y saber cuándo y dónde hay que arriesgar puesto que constantemente te está poniendo el cebo para que arriesgues y muchas veces sales trasquilado. Como bien decía Seve, “…si sales al par de los pares 3 se le pueden hacer pocas”.
Espectacular vista del Macizo de Teno y el océano Atlántico.

El emplazamiento del campo es una maravilla. Desde él se ven unas vistas espectaculares del Macizo de Teno y del océano Atlántico. Si a esto le sumamos el constante batir del mar contra las coladas volcánicas mezclado con el viento y el sol, hacen que el entorno sea sencillamente espectacular.

Infinity pool, el mejor hoyo 19 posible.
Uno de sus secretos es el Oceans Club, una piscina infinity que se encuentra a la izquierda del hoyo 16 en la que te puedes relajar después de una ronda de golf. Dispone de bar en donde poder comer algo ligero. 


 

Breve descripción de los hoyos.
 
Hoyo 1 desde el tee.
Hoyo 1. El recorrido empieza con un par 5 con el viento completamente en contra. Llegar de dos es una utopía para la mayoría de los mortales, así que con poner la primera bola en calle a la altura de los bunkers es suficiente. Segundo tiro a colocar y con el tercero ya hay que tomar la primera decisión importante del día, puesto que dependiendo del riesgo que tomes obtendrás más o menos premio. Con agua frontal y con un green que te recibe de fondo a frente, con banderas cortas si vas a por ella puedes acabar en el agua.
 
Hoyo 2. Par 3 corto en el que un hazard por la derecha con un desnivel de unos 12 metros y un fuera de límites por la izquierda, harán que necesites un tiro preciso. El viento en esa zona se arremolina por la presencia de unos invernaderos a la izquierda, por lo que a veces juega malas pasadas.
 
Hoyo 3. Par 4 corto dog leg a la izquierda bordeando el hotel. El peligro en la salida es llegar a los bunkers del fondo de la calle. El segundo tiro es con un palo corto a un green en alto y con un viento cruzado de la izquierda que te hace pensar.
 
Hoyo 4. Par 3 en bajada con bunker protegiendo el green por la derecha. Zona de escape por la izquierda.
 
Hoyo 5. Par 5 muy similar al hoyo 1. Bunkers a ambos lados de green protegiéndolo.
 
Hoyo 6 desde el tee.
Hoyo 6. Par 4 con truco. Dependiendo de lo que quieras dejarte de 2º golpe tendrás más o menos problemas. A menor distancia hazard por la izquierda, calle más estrecha y desnivel con hazard por la derecha. El 2º tiro tiene truco: hay que apoyarse siempre por la izquierda del green, independientemente de dónde esté la bandera.
 
Hoyo 7. Par 4 en dog leg a la derecha. En la esquina de la calle te esperan dos bunkers por lo que lo ideal es jugarlo al fade. 2º tiro en subida. Jugarlo por la calle del 6 puede ser una buena opción pero con riesgo.
 
Hoyo 8. Par 3 en bajada. El slope hace que se juegue como mínimo dos palos menos. Muchos lo juegan a botar antes de green y que entre rodando.
 
Hoyo 9. Par 5 con viento de cola. Con una buena salida si salvas los bunkers que están a ambos lados de calle, ir de 2 a green es factible. Una opción para los pegadores es jugarlo por la calle del 18. Green protegido por hazard a la izquierda y bunker al fondo. Zona de escape por la derecha.

Hoyo 10 desde el tee. A la derecha el hoyo 13.
Hoyo 10. Par 5 que se sale en alto. También con una buena salida se puede llegar de 2.
 
 
 
 
La famosa “S” de Seve Ballesteros.
 

Green con bunker por la izquierda con la famosa forma de “S” sello que Severiano Ballesteros ponía en todos sus diseños.
 
 
 
Hoyo 11. Par 4 largo casi contra viento que se hace muy largo. Salir de aquí con el par es un medio birdie. 
 
Hoyo 12. Par 3 contra viento en subida de hierro medio largo. Out por la derecha. 
 
Hoyo 13. Par 5 con salida en alto que también es llaga le de 2 con una buena salida. Jugarlo por la calle del 10 no es mala opción. 
 
Hoyo 14. Par 4 corto con hazard por la derecha. 2º tiro en subida contra viento.
 
El hoyo emblemático de Buenavista Golf, el 15.
 
Hoyo 15. Par 3 largo en bajada. Quizás uno de los hoyos más emblemáticos del campo. Desde el tee parece que el mar está justo detrás de green, lo que hace que muchos jugadores se queden cortos. Jugarlo a botar corto de green por la izquierda no es mala opción. 
 

La calle del 16 desde el tee a veces parece minúscula.

Hoyo 16. Par 4 corto dog leg izquierda con toda la izquierda del hoyo protegido por un Fuera de Límites natural como es la costa con el mar batiendo. Hazard por la derecha. La salida es muy tensa porque desde el tee se ve la calle muy estrecha.
 
 

Hoyo 17. Par 3 en subida y con viento en contra y el mismo Out del hoyo anterior por la izquierda. Si elevas mucho la bola es fácil quedarse corto.
 
Green del 18 bien protegido por agua a la derecha y corto, con un bunker al fondo a la derecha.
Hoyo 18. Gran hoyo para terminar. Típico de riesgo/recompensa. Par 5 con viento de cola. Con una buena salida ir de 2 a green es posible. Eso sí, tienes hazard por la derecha de green y un riachuelo antes de él que hace que muchas veces parezca que tienen imán para las bolas. El tiro seguro es a la izquierda de green largo. Si vas a colocar el 2º para ir a green de 3, hay que saber muy bien dónde dejar la bola. El hazard de la derecha de green llega hasta la marca de 80 metros.
 
Recorrido completo de Buenavista Golf desde el tee del 1 al green del 18.
 

Entrevista a Dña. María Bohórquez, Directora Gerente de Meliá Hacienda del Conde y Buenavista Golf.

Entrevista a D. Alberto González, Gerente de Buenavista Golf.

Entrevista a D. Fernando Borrajo, Greenkeeper de Buenavista Golf.

Entrevista a D. Vicente Ruiz Toledo, profesional de Buenavista Golf.

El complemento perfecto es el Hotel Meliá Hacienda del Conde que se encuentra a escasos metros. Poder alojarte tan cerca del campo en un hotel de tanta calidad es un verdadero lujo. 

Meliá Hacienda del Conde, El Hotel.

Como ya saben, Par4 Media no solo va a hablar de golf, si no también de turismo y gastronomía ya que van de la mano junto con este deporte.

Vistas del hotel desde el campo.


Como primera visita dentro de nuestro periplo por las Islas Canarias, nos hemos ido a un resort que destaca en el Norte de la isla de Tenerife, Meliá Hacienda del Conde, uno de los mejores hoteles de la cadena, que desde hace pocos años, con la entrada de la entidad mallorquina, han dado un salto de calidad y exquisitez en un lugar recóndito.

Terraza exterior con el Hall al fondo en el centro.


Con una arquitectura colonial se levanta este hotel con unas vistas impecables hacia el campo de golf. Alejado del ruido y del bullicio de la capital,  entrar en sus instalaciones es garantía de tranquilidad, atención de lujo y descanso asegurado.


El turista que llega a estas instalaciones va buscando principalmente cuatro elementos primordiales, que son golf, hospedaje, gastronomía y salud. Si a estos factores se unen tranquilidad y descanso, ha dado en el clavo para disfrutar de unas buenas vacaciones.

Como turista y visitante, una de las cosas que siempre me da vueltas a la cabeza cuando salgo de vacaciones es el parking. Y mi sorpresa es que hay un gran parking justamente debajo del hotel y lo mejor de todo es que es gratuito.

Ya dentro del hotel, te reciben con una atención exquisita guardando siempre sus protocolos y manuales de procedimiento haciéndote llegar a tu propia casa. Un hall pequeño pero que parece que estás en otra época.  En dicho hall te esperan dos recepcionistas en sus sendos mostradores para realizar el check-in.

Llama la atención cuando vas caminando a la habitación designada, que estás en medio de un pueblo y que dejas atrás su plaza y su iglesia (edificio principal).

Siempre he dicho que tiene que haber armonía en la decoración y en este hotel se ha encontrado entres sus pasillos con madera,  grandes balcones y ventanas que dan todas al mar. Todo ello sin olvidar las modernidades que podamos encontrar dentro de la habitación.

Tanto la habitación como el baño son amplios y no sientes ningún tipo de agobio. Mini bar, amenities en el baño para dar más comodidad al cliente y hacerte sentir como en casa. Además dispone de varias habitaciones especialmente habilitadas para personas con movilidad reducida con acceso directo desde el exterior del hotel, junto a la entrada al lobby.

El Brunch del Hacienda del Conde se ha ganado un hueco importante en la gastronomía local.

 


Como cualquier turista y curioso, empiezas a pasear para encontrar otros servicios y organizar tu propia agenda vacacional. Una opción a tener muy en cuenta es su famoso Brunch, siempre riquísimo y con mucha aceptación.

 

 

Terraza exterior.

Hacienda del Conde cuenta con dos restaurantes bien diferenciados, uno con cocina mediterránea a la carta y también con servicio de buffet. Su última apuesta ha sido poner una carta de tapas típicas españolas en una gran terraza que da al exterior con vistas al campo.

Después de una buena partida de golf, no hay nada mejor que acudir al Spa que tiene el mismo hotel para relajarnos un poco, donde también podemos encontrar un amplio abanico de servicios de masajes.

Atardecer con la isla de La Palma al fondo.

Cuando llega la noche, siempre buscamos paz y tranquilidad y en este resort se cumple, pero si añadimos las vistas y el anochecer, esta premisa se multiplica por dos.

Por mi experiencia hotelera y vacacional, cuando termino mis vacaciones en cualquier lugar, siempre me hago las mismas preguntas.

¿Repetiría? ¿Se cumplieron mis expectativas? ¿Pude descansar? ¿Mi familia disfrutó? Por supuesto, que repetiría, mis expectativas se cumplieron y pude descansar. Y lo más importante la familia disfrutó.

Como lo mejor es que lo vean por sus propios ojos, invitamos a todos nuestros lectores a que reserven en el resort para disfrutar de unos días que, sin ningún género de dudas, serán inolvidables.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí