Mathew Wolf

El análisis de nuestro amigo Ramón G.R.  de la tercera jornada del US Open

MOVING DAY – SABADO

UN MOVING DAY DE MENOS A MÁS

La sensación con la ronda del sábado es bastante rara, sobre todo si se analiza desde el punto de vista de considerar los resultados de todos los hoyos jugados. Finalmente sólo hubo 7 rondas bajo par (más del doble que el viernes) pero por momentos pareció que iba a haber muchas más (sobre todo entre los jugadores que salieron por la mañana) y con resultados bajos, pero esa aparente “facilidad” del campo, a la que no estabas en calle desaparecía, salvo que te llamases MATTHEW WOLFF.

Alex Noren (72/74/67), de los primeros en salir al campo en el moving day, marcaba el camino y con una vuelta controlada (4 birdies y 1 bogey) nos enseñaba a todo que si se podía realizar una vuelta más o menos baja y remontar posiciones, pasando de estar en las últimas posiciones a terminar el día T11.

Paul Casey (76/70/69), también en el campo en los primeros grupos, empezó muy mal, cometiendo 5 bogeys en sus primeros 7 hoyos, lo que lo colocaba en las profundidades de la clasificación, pero terminó el día con 6 birdies en sus últimos 10 hoyos, 4 de ellos seguidos entre el 11 y el 13, y en el puesto 21 de la clasificación.

Paul Casey terminó el moving day a toda máquina y remontando puestos como ya hiciera aquí en 2006

También había jugadores en caída libre (aunque no tanto como el viernes, donde el turno de tarde sufrió lo indecible) y se estaban entregando tarjetas altas como la de el amateur John Park (69/76/79), la del mexicano Ancer (71/75/79), o la del alemán Jaeger (71/70/79), que con 79 golpes fueron los “peores” (o los que tuvieron menos suerte) del día.

MAL DÍA DE JON Y UNA PUERTA A LA ESPERANZA CON RAFA

Precisamente Jaeger fue el compañero de partido de un Jon Rahm (69/72/76) que no se encontró cómodo desde el principio de su ronda, empezando con 3 bogeys (a los que luego añadió 4 más en sus segundo 9) y sólo 1 birdie en todo el día. Jon sólo logró coger 4 calles y 7 GiR durante su vuelta lo que unido a que con el putter ha ido de más a (mucho menos) a lo largo del torneo, cercenaron de raíz sus opciones de victoria, dado que a 12 golpes del líder y en la posición 31, ni un milagro podría darle la victoria hoy.

Rafa (68/70/74), por su parte, mantuvo el tipo y, a pesar de no anotarse ni un sólo birdie en su tarjeta en la3ª ronda, minimizó los errores todo lo posible y con 2 bogeys y 1 doble bogey (¡lástima!) en su tarjeta acabó en el octavo puesto empatado a 7 golpes del liderato.

¡PATRICK REED SE DESPEÑA…

Reed (66/70/77), al que se le veía tranquilo y confiado mientras realizaba su warm-up en el campo de practicas, pareciera que alguien le pusiese dos velas negras al inicio de su vuelta. El norteamericano aguantó el tipo bastante bien en sus primeros nueve hoyos (3 birdies y 2 bogeys) tras los que permanecía como líder (empatado con Wolff) pero ahí empezaron a funcionar los conjuros y se le acabaron al mismo tiempo la suerte y el buen juego que le había permitido salvar muchas situaciones complicadas tanto el viernes como en el comienzo de su ronda del sábado.

…Y EL LOBO LO APROVECHA!

Wolff (66/74/65), que está jugando su primer U.S. Open, no tuvo el viernes un buen día (le tocó salir al campo cuando peores condiciones había), y con 74 golpes emborronaba un poco el magnífico 66 del primer día, pero ayer se resarció a lo grande y con 65 golpes ascendía hasta el liderato, amén de empatar la mejor vuelta conseguida por Justin Thomas el jueves.

A pesar de sólo coger 2 calles en toda la vuelta (la media de golpes entre 1990 y 2020 para jugadores que cogen 3 o menos calles es superior a 77 golpes por ronda) el joven jugador estuvo excelso con los hierros y gracias a su descomunal potencia lograba alcanzar el green y se fabricaba, hoyo tras hoyo, oportunidades de birdie donde los demás acababan con bogeys o peor.

DeCHAMBEAU MANTIENE EL TIPO PERO NO ACABA CONTENTO

Bryson (69/68/70), a pesar de ocupar la segunda plaza del torneo, a sólo dos golpes del líder, no acabó nada contento su vuelta de ayer, donde no se le vio muy contento con su juego y menos con el putter. Con un palo con el que se suele mostrar muy seguro y acertado, ayer no lo estuvo tanto, fallando algunos golpes aparentemente fáciles (en un U.S. Open no hay ningún golpe fácil) como el que tenía para par en el 18 que se le escapo y, entre otras cosas, le impidió firmar su tercera vuelta consecutiva bajo par.

Eso, y su afán de mejorar y progresar en su juego más y más, dieron con sus huesos (acompañado de sus entrenadores) en el campo de práctica cuando ya había caido la noche en Winged Foot intentando corregir los errores detectados durante el juego.

LOS OUTSIDERS

Por detrás de los dos integrantes del partido estelar del domingo, vienen situados varios nombres a una distancia asumible para considerarlos, aún, candidatos a la posible victoria al final de día. Cualquier aficionado al golf sabe que repetir una ronda como la que hizo ayer Matthew Wolff es muy complicado, sobre todo en las condiciones en las que lo hizo, cogiendo pocas calles y con un nivel estratosférico con sus hierros y el putter, lo que puede abrir las posibilidades de victoria de algunos de los jugadores que vienen por detrás en la clasificación.

Oosthuizen (67/74/68), Matsuyama (71/69/70), Schauffele (68/72/70), English (68/70/72), McIlroy (67/76/68) y hasta Zach Johnson (70/74/68), Viktor Hovland (71/71/70) y el propio Rafa Cabrera-Bello (68/70/74), aún están a una distancia desde la que pueden aprovechar un mal día del resto de competidores y dar la campanada en el último momento.

Oosthuizen, uno de los tres héroes que se mantienen bajo par tras la tercera jornada (y el jugador con más rondas en 67 o mejor en la historia del U.S. Open), Matsuyama, la regularidad personificada esta semana, y Schauffele, que sobrevivió ayer a un día muy complicado en el que se vio en situaciones muy comprometidas en sus últimos hoyos, parecen las principales alternativas a un posible hundimiento de Wolff y DeChambeau (sin descartar a un Rory McIlroy que ayer recuperó el juego desaparecido el viernes y se metió de lleno en la pelea gracias a sus 68 golpes que le permitieron acabar el día en la séptima posición en solitario a 6 golpes del liderato).

Más alejados, y con remotas opciones de victoria debido a su +3 o superior en el total del torneo, encontramos un notable grupo de jugadores que dependiendo de como comiencen el día podrían sumarse a la fiesta de la lucha por la victoria o quedarse en meros comparsas deseando terminar el suplicio de Winged Foot y que sólo van buscando el mejor puesto posible en la clasificación final sin aspirar a la victoria.

En este grupo se encuentra el líder del primer día, Justin Thomas (65/73/76) que ayer tuvo un día nefasto en el que su toma de decisiones en momentos puntuales no ayudo a mejorar su pobre juego y vio como prácticamente todas sus opciones de victoria se iban por el sumidero.

HORARIOS, CLIMATOLOGÍA Y BANDERAS PARA EL ÚLTIMO DÍA.

Matthew Wolff (-5) y Bryson DeChambeau (-3) conforman el partido estelar del día y tienen su salida prevista a las 18:30, hora canaria, Con Hideki Matsuyama (E) iniciando su vuelta 11 minutos antes (18:19) acompañado de Louis Oosthuizen (-1).

Rafa Cabrera-Bello (+2) lo hará a las 17:46 acompañado del noruego Viktor Hovland (+2), una de las sorpresas del torneo en cuanto a clasificación después de 36 hoyos.

Jon Rahm (+7), perjudicado por su mal resultado de ayer, jugará a partir de las 15:34 junto al sudafricano Christian Bezuidenhout (+8)

Los otros latinos que permanecen en el torneo tienen los siguientes horarios y emparejamientos.

Abraham Ancer (+15) abrirá el torneo en solitario a partir de las 13:00, Sebastián Muñoz (+12) compartirá partido con Cameron Smith desde las 13:44 y el chileno Joaquin Niemann (+3) jugará con Webb Simpson desde las 17:24.

HORARIOS COMPLETOS RONDA FINAL U.S. OPEN

Para la última vuelta se espera otro día soleado a partir de mediodía, con muy poco humedad y viento algo más fuerte que ayer, estando alrededor de los 20/25 km/h durante las primeras horas de la jornada y bajando su intensidad a lo largo de la tarde.

Estas son las banderas para la jornada de hoy, con algunas especialmente difíciles y que harán pensar y mucho a los jugadores de cara a encararlas buscando el mejor resultado. Poco antes de la medianoche en España sabremos quien se acaba llevando el gato al agua.

Posición de las banderas para la última jornada

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí