John Catlin, líder del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters (foto © Real Club Valderrama)

El dato ofrecido el pasado jueves por el European Tour era elocuente: si un jugador hubiera acabado al par en los 25 torneos del circuito que han pasado por el Real Club Valderrama, habría conseguido tres victorias y habría acabado dieciocho veces entre los diez mejores. Una vez disputados 54 hoyos del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters y con el líder, el estadounidense John Catlin, como único golfista capaz de bajar dos golpes del par del campo hasta el momento, no sería de extrañar que ese jugador imaginario se haga el domingo con su cuarto título.

Valderrama, una vez más, ejerce de juez y parte, bello y riguroso a partes iguales. La criba diaria es importante, y solo Catlin, fogueado en el Asian Tour (donde obtuvo cuatro victorias) ha conseguido vencer parcialmente al recorrido sanroqueño. Además de su buen juego largo y de la sangre fría exhibida en los firmes greens de Sotogrande, Catlin destaca por su aplomo, cualidad imprescindible en la sede del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters.

“El aspecto mental es muy importante. Aquí pegas buenos golpes que no acaban en buen sitio, con lo que hay que reaccionar y mantenerse concentrado. A veces resulta difícil, pero estoy orgulloso de lo logrado en ese aspecto”, recapitulaba el estadounidense.

A solo dos golpes se encuentra un rival de talla que compartirá partido estelar con Catlin, Martin Kaymer. La estrella europea de la Ryder Cup disputada en Medinah en 2014 lleva seis años sin alzar un trofeo, pero el paso por Valderrama, después de su buen papel la semana pasada en la última prueba de la gira británica del European Tour, podría servir de trampolín ideal para reencauzar su carrera.

Martin Kaymer busca un triunfo soñado en Valderrama (foto © Real Club Valderrama)

“Ganar en Valderrama siempre ha sido uno de mis objetivos, uno de mis sueños. La primera vez que vine, en 2007, salí a jugar tirando yo mismo del carrito y fue una de las vueltas de prácticas que más he disfrutado en mi vida porque estaba yo solo y Valderrama. Ganar aquí sería muy especial”, recapitulaba Kaymer.

La principal baza española será el donostiarra Adrián Otaegui, que en la tercera vuelta fue capaz de igualar el mejor resultado del torneo (68 golpes) y ascender hasta la sexta plaza. La progresión del vasco (de +6 en la primera jornada al par de la segunda y al -3 de la tercera) invita al optimismo, aunque la cautela deba imperar sobre las calles y greens de Valderrama.



“Estoy muy contento, cualquier día bajo par en Valderrama es muy bueno. Ha sido una vuelta con muy pocos fallos, no he regalado golpes tontamente y todo lo que sea hacer pares es muy bueno esta semana”, resumía Otaegui. “Cada día es un mundo en este campo, tienes que ir con mucha paciencia. El viento está soplando parecido estos días y no es que le tenga cogido el truco al campo, pero tengo clara la estrategia”.

Tampoco conviene olvidarse de otros ilustres como el galés Jamie Donaldson, decisivo en la Ryder Cup de 2014, y el italiano Lorenzo Gagli, autor de un hoyo en 1 en el 12, que comparten la tercera plaza a tres golpes de Catlin, ni del finés Sami Välimäki, ganador este año en Omán.

Para el resto de los españoles, día complicado con algunas excepciones como la de Pedro Oriol, que hacía gala de una capacidad de recuperación magistral para ascender a la decimosegunda plaza con +5 en el acumulado. Pablo Larrazábal, Jorge Campillo y Álvaro Quirós comparten la decimoséptima plaza con +6; Alejandro Cañizares, Sebastián García Rodríguez, Nacho Elvira y Carlos Pigem son trigésimo sextos con +9; Alfredo García-Heredia y Pep Anglés, cuadragésimo novenos con +10; y Gonzalo Fernández-Castaño, sexagésimo primero con +12. 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí