Foto https://golfmentalcoaching.com/

Por Francisco González, Entrenador de Golf de la WGTF – World Golf Teachers Federation y Mental Coach del Golf Psychology Coaching Certificate de la National Training Academy – European PGA.

La confianza probablemente es la aptitud mental más deseada y buscada en el golf. Escuche a cualquier jugador hablar sobre su juego e invariablemente la confianza será citada como una parte importante de su buen juego. Sin embargo, para la mayoría de los golfistas el desarrollo de la confianza es un factor enigmático, singular y que es ampliamente malentendido. Debido a esto, hoy voy a hablarles de uno de los varios factores que influyen sobre la confianza y que provoca un fuerte impacto en ella: las creencias.

Creer, básicamente, significa dar por cierto algo sin poseer evidencias de ello ya que una creencia no es más que, sencillamente, una interpretación que mantenemos como verdadera.

Nuestros mentes están programadas para las creencias y cuando son activadas, el cuerpo responde como si la creencia fuese una realidad produciendo en nosotros el que tengamos un determinado comportamiento. Nuestros cerebros no pueden distinguir la «realidad externa» de la «realidad interna». Así que si en nuestro interior creemos que “no podemos” jugar un cierto golpe o tiro de golf, cada vez que intentemos realizar ese golpe o ese tiro tendremos problemas para hacerlo.

La única manera en la que nosotros podemos modificar los resultados que obtenemos es a través de nuestro cambio en las rígidas creencias que tenemos al respecto.

Las personas conciben sus propias realidades del mundo. Podemos crear nuestra propia realidad usando filtros para distorsionar, borrar y generalizar la información que recibimos. Cada uno de nosotros ha tenido experiencias diferentes que han creado nuestro propio set de filtros, y dichos filtros están constituidos por nuestros valores, recuerdos, actitudes y creencias. Esa es la razón por la cual cada persona tiene su opinión y su particular perspectiva del mundo. Al cambiar nuestras creencias podemos crear una nueva realidad y afectar de forma masiva lo que somos capaces de hacer.

Por ejemplo, si usted creyera firmemente que siempre tiene mala suerte al jugar golf estaría borrando de su memoria todas aquellas experiencias en las que si ha sido afortunado. Al resaltar cercana e intensamente todas las ocasiones de adversidad que ha tenido logrará que su realidad siga siendo esa debido a que mantiene la creencia de que así lo es.

Las creencias pueden ser sobre uno mismo, sobre otros, sobre factores externos o sus habilidades.

Ejemplos de creencias sobre uno mismo:

“No eres suficientemente bueno/a”
“Ya empezamos, siempre igual”
“Eres idiota por fallar ese simple tiro/putt”
“No sabes manejar la presión, mejor déjalo”

También podemos tener creencias sobre otras personas o factores externos como estos:

“No puedo ganar este torneo, hay varios jugadores que son muy buenos”
“Nunca juego bien con viento/lluvia”
“Nunca soy capaz de jugar bien este hoyo”
“No me gusta jugar en este campo”

Es importante notar la diferencia que existe entre las posibles verdades y las creencias limitantes, estas últimas nos limitan en el futuro, mientras que los enunciados de posibles verdades solamente son válidos para el presente y el pasado. Las creencias negativas denotan siempre un estilo de pensamiento rígido e inflexible.

Ejemplos:
Posible verdad:          “No impacto bien la pelota.”
Creencia limitante:   “Nunca le pegaré bien a la bola.”
Posible verdad:          “No tengo un swing muy estético.”
Creencia limitante:   “Necesito un swing espectacular para ganar.”

Cuando una creencia limitante se activa, hace que se produzca un efecto negativo en nuestras emociones y en nuestra conducta. Usualmente esto se evidencia por pensamientos negativos, ansiedad y tensión en el cuerpo que llevan a los/as golfistas a tener resultados negativos bajo presión. Esa es la razón por la cual dichos jugadores/as obtienen los mismos resultados en momentos críticos (un putt decisivo en el green del hoyo 18, un drive en cierto otro hoyo o una partida contra cierto oponente).

Hay varias formas en las que se pueden modificar las creencias limitantes tales como cambiar la posición perceptual, contrarrestar o reconstruir la creencia, y todas ellas las uso en mi método.

Encontrar dichas creencias y ayudar a los/as golfistas a que las puedan modificar para que lleguen a alcanzar mejores cotas como personas y deportistas forma parte del método FG Golf Mental Coaching, y no olvide que el camino del éxito está en su mente.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí